Elementos Básicos de la Comunicación

La comunicación se conforma, de manera muy básica con 5 elementos: Emisor, Canal, Código, Receptor y Respuesta.

El emisor, no es más que la persona que transmite el mensaje. El receptor es quien recibe el mensaje, lo decodifica e interpreta y con base en ello emite una respuesta. El canal es el medio a través del cual el mensaje es enviado. El código no es más que el conjunto de símbolos, señales o signos socialmente consensuados y admitidos para transmitir ideas.

Proceso de la Comunicación

El proceso de la comunicación se basa en el desarrollo de una idea, la codificación, la transmisión, recepción, decodificación, aceptación, uso y retroalimentación.

ComunicacionEl desarrollo de una idea o la necesidad de comunicar al otro un concepto, inquietud o cualquier forma en la cual necesitemos darnos a entender con el semejante es el primer paso, posteriormente el mensaje será codificado de acuerdo a lineamientos establecidos por la sociedad y que sean elementos en común, por ejemplo un idioma, lenguaje signado o algún elemento gráfico. El receptor, al estar bajo el mismo entendido que su emisor, percibe y decodifica el mensaje según sus conocimientos y papel en el que juega dentro de la sociedad. Si el receptor ha decodificado correctamente el mensaje, entonces procederá a asimilarlo, actuar con base en ello y finalmente dará una respuesta de regreso al emisor generando retroalimentación y repitiendo todo el proceso donde entonces el receptor se convertirá en el emisor y viceversa.

Pero para que todo este proceso sea una comunicación efectiva, debe existir concordancia entre lo que se dice y lo que se hace, así como una relación entre lo que se es, lo que se dice y con lo que se cree que es.

La comunicación interpersonal

Una vez aclarada de manera más que elemental y comprendiendo lo que es e implica la comunicación, podemos analizar una de las ramas de la comunicación, la comunicación interpersonal.

Uno de los primeros modelos de la comunicación humana fue propuesto por Laswell, quien propuso la formula de desencadenamiento de la comunicación: ¿Qué? Lo que el emisor comunica, es decir, el mensaje ¿Quién? El origen de la comunicación ¿Por cuál canal? Es el medio o los canales utilizados para el envío del mensaje ¿Quién? Es el receptor del mensaje y ¿Con qué efecto? Que es el resultado de la comunicación.

La comunicación interpersonal no es más que el proceso que ocurre entre una o más personas, enviando y recibiendo mensajes de manera continua.

Dentro de las principales características de la comunicación interpersonal, encontramos que en general es espontánea y que puede variar, el contenido de cada conversación es único y dinámico además de que se establece una interacción que puede ser simétrica o complementaria. La primera se refiere a la relación basada en igualdad, es decir entre gente del mismo rango, cargo dentro de la empresa, grupo social. En la complementaria, encontramos diferencias entre los participantes, por lo general uno es superior a otro.

Las habilidades necesarias para establecer una comunicación interpersonal efectiva son, el saber escuchar (¿qué me quiere decir el otro?) , el deber compartir (estar dispuesto a compartir información para que exista un mejor entendimiento con la persona), querer comprender (cuando una persona nos está explicando algo, es importante tratar de ver las cosas desde su perspectiva para tener un panorama más amplio de la situación) e interactuar recíprocamente.

A pesar de requerir de habilidades, la comunicación es todo un arte, por lo que también son elementos importantes las destrezas sociales empleadas para establecer una comunicación efectiva. Estas son:

  • Autoimagen positiva
  • Asertividad proactiva
  • Iniciación del contacto
  • Comienzo de la comunicación
  • Reconocimiento y evasión del peligro
  • Límites saludables
  • Comunidad y apoyo

Y ¿cuáles son los procesos que impactan directamente en la comunicación interpersonal?

Percepción: las personas organizan e interpretan la información. Para este proceso influye la cultura, conocimiento del contexto, personalidad, valores, creencias entre oros.

Pensamientos y Sentimientos: el pensamiento analizará y emitirá un juicio sobre lo que nos afecta y planeará las conductas a seguir dada la información que haya sido recibida.

Intencionalidad: es el objetivo planteado desde un inicio, cuando estos no existen o no están bien planteados puede no encontrarse el resultado esperado.

Acción: es el llevar a cabo con base en la percepción, los pensamientos, sentimientos y la intencionalidad

Ahora bien, cuando entablamos una comunicación interpersonal existen distintos niveles de interacción y se ve marcada por la distancia que existe entre los interlocutores, que puede ser: distante, lejano, próximo, cercano e íntimo. La primera es una distancia protocolaria y se presentan conductas formales. En el segundo nivel puede establecerse un contacto verbal y conocer más del otro. En el nivel próximo, nos aproximamos a la persona y hay un conocimiento e influencia de ambas partes. El nivel cercano implica un conocimiento pleno de la persona, sus antecedentes y la manera de relacionarse con los demás. El último nivel, el íntimo, existe una proximidad máxima y es un conocimiento pleno y gran comprensión entre las partes.

Un elemento muy importante de la comunicación es la fidelidad en ella misma. Es decir, que el mensaje llegue con el menor ruido posible y la calidad con la que el mensaje es decodificado Es por lo anterior que debe existir una habilidad para la comunicación que implique habilidades comunicativas, actitudes, conocimiento, un sistema sociocultural y un receptor. Cada uno de estos elementos de la fidelidad son básicos para que la comunicación sea efectiva.


Habilidades vocales en la comunicación:

Los sonidos que se perciben en la voz, como entonación, velocidad, volumen énfasis o fuerza, ritmo, proyección y resonancia.

Se tiende a escuchar y a relacionar personalidad con voz.

En buena medida, el tono y la calidad de la voz pueden determinar la efectividad del mensaje y la credibilidad del comunicador.

Habilidades orales en la comunicación:

Se refieren a todas las palabras que se utilizan para hablar, desde la forma de estructurar las ideas que se formulan, la selección del lenguaje y los términos que se utilizan y el contenido o significado que interpretan del mensaje que transmitimos.

Ubicación de la oralidad:

Desde una perspectiva histórica, la humanidad ha pasado el 99,5% de su historia empleando exclusivamente el lenguaje oral (los hombres llevan hablando desde hace más o menos un millón de años y la escritura (logográfica) aparece hacia el 3300 AC). Otra cuestión de interés es que en general el uso oral de la conversación espontánea se caracteriza por una baja densidad léxica. En la interacción oral, lo estrictamente lingüístico se mezcla con múltiples señales de otro tipo, por lo que la comprensión es difusa y requiere atender a varias señales audiovisuales simultáneas.

Lo oral como producto: Lo oral como producto, permite observar:

Se elabora en forma cooperativa (en la conversación).

Se elabora sin planificación previa, con lo que abundan los cambios de turno, de registro, de tema, las bromas, las ironías e implicaturas, los falsos comienzos, las reformulaciones (no hay ocasión de borrar), las repeticiones, las discordancias, las elipsis, los completadores de frase y otras piezas de relleno, como las muletillas.

Abunda en lo oral la yuxtaposición y la coordinación de estructuras, los conectores suelen ser menos variados que en lo escrito.

Refleja abundante información acercad de la variedad dialectal y social del hablante (aunque se igualen elementos léxicos o morfosintácticos, la información del nivel fonético se hace patente).

Habilidades orales: técnicas fonéticas:

– Las técnicas fonéticas más habituales son dos: elocución y dicción.

– Elocución: La elocución es la manera que cada individuo tiene de expresar las palabras. Dentro de ella, es necesario reconocer:

– Tono: que es la manera de decir. El tono se maneja en función del contenido del mensaje o de los resultados que se espera obtener de él. Transmite valores a los receptores (tono bajo transmite reflexión y tranquilidad; tono medio invita a la reflexión, tono animado a la reacción).

– Intensidad: es la fuerza de emisión, volumen sonoro, adecuado al número de oyentes y disposición local. Sirve para recalcar lo importante o enfatizar, subiendo o bajando la voz.

– Timbre: es el matiz personal de la voz, lo que nos diferencia de otras persona.

Habilidades orales – técnicas fonéticas:

–          Dicción: es la forma de pronunciar las palabras. Es imprescindible que se desarrolle correctamente, pudiendo respetarse los acentos y las particularidades locales. Se trata en definitiva de la articulación. Debe tenerse especial cuidado con la articulación excesivamente cuidadosa, que puede resultar chocante al interlocutor o a una platea.

Habilidades orales – dicción:

–          Muchas personas tienen problemas en la articulación de las palabras y el defecto principal es que hablan con los labios casi cerrados. Las principales recomendaciones en la materia indican:

–          Abrir la boca, proyectando la voz: al mismo tiempo que se ajusta el flujo de palabras al del pensamiento o de la emoción. La rapidez uniforme es un obstáculo para mejorar la dicción, pero la lentitud por sí sola no resuelve el problema.

No disimular los acentos o particularidades: los acentos regionales no deben ser disimulados, y cuando se trata de un acento extranjero menos todavía, aún cuando es necesario tener cuidado con el abuso de las particularidades semánticas propias.

Habilidades orales – técnicas fonéticas:

Liberar el tono vocal: mediante una respiración profunda, alzando la voz y dirigiéndose primero a la persona más alejada.

Matizar la expresión (el registro vocal): de acuerdo con las ideas o estado de humor, alternando los tonos graves, medios y agudos.

– Graves: hacer resonar la voz en la garganta.

– Medios: voz situada en la boca.

– Agudos: sube por sinus, fosas nasales y cavidad del rostro.

Acentuar las ideas: remarcar las palabras claves con un acento tónico. Sostener los finales de las frases. Remarcar la pregunta o la afirmación.

Modular el volumen: para obtener el nivel adecuado, es necesario escucharse haciendo uso del oído externo. Si se quiere comunicar una determinación, aumentar el volumen. Para crear un clima de intimidad, baje el volumen manteniendo la audición.

Consecuencias de las relaciones interpersonales eficientes:

– Cuando hay una relación interpersonal eficiente se produce lo siguiente: Satisfacción. Autenticidad. Empatía. Camaradería. Efectividad.

Consecuencias de las relaciones interpersonales ineficientes:

– Cuando hay una relación interpersonal deficiente, se produce lo siguiente: Frustración. Ansiedad. Enojo. Agresividad. Actitud negativa. Deserción o huída.

Etapas de una relación interpersonal insatisfactoria:

– Dominación: las personas dominadas sacan tres conclusiones antes de optar por el aislamiento:

– Debido al sentir de rechazo y auto compasión, concluyen que a la otra persona no le preocupan sus necesidades. Ven al dominador como totalmente egoísta. Convencidos que no se dará consideración a su creatividad, ideas y sentimiento.

– Concluyen que no tienen que perdonar al otro. Se sienten más agredidas que agresor.

– Concluyen que no se van a cumplir sus necesidades y no hay esperanza de ello.

Etapas de una relación interpersonal insatisfecha:

– Aislamiento:

– Entrega a la derrota, no se “empuja” a las necesidades.

– Ignora a la otra persona física y mentalmente.

– Cese de la comunicación. Uso del silencio como arma.

– Pérdida de confianza.

– Multiplicación de problemas.

– Necesidades no cumplidas generan mayor egoísmo.

– Resultado es el aislamiento de todos los involucrados y al final, ruptura de la relación.

Reparación de rupturas:

– Reconocimiento de la existencia del problema.

– Reconocimiento de la responsabilidad en la situación.

– Compartir necesidades.

– Descripción de sentimientos sin victimizarse ni culpar, discusión de alternativas.

– Reconocimiento que todos los puntos de vista cuentan.

Como vemos son varios los factores y elementos que necesitan comprenderse y analizarse para la búsqueda y obtención de una comunicación efectiva, clara, donde nuestros mensajes lleguen y sean decodificados como nosotros mismos lo pensamos. En muchas de las ocasiones, estos procesos comunicativos los ejercemos de manera natural y automática sin reflexionar mucho en ellos. Pero es un hecho que comprendiendo todos y cada uno de estos elementos, entonces la efectividad en nuestra comunicación interpersonal se verá reflejada de manera muy clara en la respuesta o retroalimentación de nuestros receptores, así mismo también nosotros nos volvemos mejores receptores al comprender perfectamente al emisor.

Ciertamente siempre existirán elementos que de no cuidarse o evitarse como la fidelidad o el ruido, nuestros mensajes pueden verse afectados y no obtendremos los resultados o la respuesta deseada.

Anuncios